7 razones por qué vale la pena visitar San Petersburgo (Rúsia) en invierno

guía privado por San Petersburgo en castellano Palacio de Catalina Salón de Ambar

Los clientes de España, México, Colombia, Argentina y otros países que vienen a Rusia a menudo me preguntan sobre el invierno ruso. A veces me preguntan: ¿Ustedes salen de casa en invierno? ¿El río Neva se congela completamente con los peces? Mi respuesta es que en invierno en Rusia hay vida, sí, cambia algo, ¡pero continúa!

Pero la pregunta principal es: ¿Vale la pena visitar San Petersburgo y Moscú en invierno?  

¡Claro que sí! Y aquí les doy 7 razones por qué:  

  1. En San Petersburgo no hace tanto frío en invierno

¡Sé que Usted no me cree! ¡Pero en Rúsia no andan osos por las calles! Si uno se abriga bien, podrá no sentir el frío en absoluto. Además, muchos esperan precisamente esas temperaturas para demostrar sus abrigos y gorras de piel, ya que no tienen la oportunidad de ponérselas en Europa.  En San Petersburgo, la temperatura promedio en invierno es de 5 grados bajo cero, además en el interior (hoteles, restaurantes, museos) debido a la calefacción central a veces incluso ¡hace demasiado calor! Recientemente, más y más turistas de España y los países de América del sur vienen a San Petersburgo en diciembre para Navidad y Año Nuevo y con sorpresa descubren que la temperatura es de aproximadamente 0 grados lo que se debe al clima caprichoso de San Petersburgo y a los graves cambios climáticos en el mundo. Enero es el mes más frío en toda Rusia. En San Petersburgo, tanto en enero como en febrero, la temperatura puede bajar hasta 20 e incluso 25 grados bajo cero. Pero las heladas fuertes no duran mucho y los turistas rara vez sufren de ellas.

 

hielo nieve Rusia siberia San Petersburgo

Frio de Siberia con pasta congelada

2. En invierno no está tan oscuro

Debido a la situación geográfica especial, San Petersburgo es una ciudad famosa en todo el mundo por sus noches blancas en junio, pero días negros en diciembre. Pero en realidad, todo está lejos de ser tan horroroso como en el Polo Norte. Cuando en San Petersburgo cae la nieve, de ella se refleja el sol y la luz de las linternas (no sólo el centro, sino también los barrios periféricos de la ciudad están bien iluminados). Desde mediados de diciembre, la ciudad se decora por un mes con luces de Navidad, los turistas de todo el mundo vienen a San Petersburgo especialmente para ver la avenida Nevsky (Nevsky Prospekt) con increíbles decoraciones y elegantes árboles de Navidad. Todo el mundo se sumerge en una atmósfera de fiesta y cuentos de hadas.  

palacio de invierno en invierno San Petersburgo hielo navidad final de año

Palacio de Invierno – Ermitage – en invierno (con la nieve)

3. Las fiestas de invierno en Rusia son inolvidables

En los últimos 100 años en Rúsia el Año Nuevo se celebra más que la Navidad, porque en el período de comunismo la Navidad y todas las demás fiestas religiosas fueron prohibidas, ya que desde el punto de vista ideológico la URSS fue un país de ateísmo predominante. Stalin dejó los árboles de Navidad, las decoraciones y los regalos, pero los nombró símbolos del Año Nuevo. Los rusos esperan el Año Nuevo, se preparan, compran los mejores trajes, vinos, golosinas, la ensaladilla rusa y el caviar rojo nunca faltan en las mesas (leer sobre la cocina rusa). Tenemos un dicho: «Cómo celebras el Año Nuevo, así mismo y lo pasarás». La Nochevieja en San Petersburgo Usted podrá disfrutar de fuegos artificiales, platos suculentos y una fiesta a lo grande. 

La Navidad en Rusia se celebra según el calendario ortodoxo el 7 de enero, y es una fiesta más tranquila solo para los creyentes. Oficialmente en Rusia las vacaciones y los días festivos terminan el 10 de enero. Por lo tanto, no podrás divertirte tanto en ningún otro lugar del mundo.  

 

Ermitage en invierno Navidad año nuevo lunes

Plaza del Palacio en San Petersburgo en el periodo de Navidad

4. Nueva temporada teatral

Ninguno de los turistas que vienen a San Petersburgo en verano puede ver a las famosos grupos de teatro permanentes porque se van de gira. En invierno los teatros Mariinsky, Mikhailovsky, Alexandrinsky no organizan funciones turísticas, ¡Usted conocerá el verdadero ballet ruso! No es de extrañar que San Petersburgo es llamado la capital cultural, ¡similares representaciones teatrales no se hacen en ninguna otra parte! Además, los precios de las entradas en comparación con los europeos y estadounidenses son muy asequibles.

 

ballet ruso teatro Mariinskiy San Petersburgo entradas tickets

Ballet classico ruso en San Petersburgo

5. Nuevo look de lugares conocidos

Incluso si ya ha tenido tiempo de visitar San Petersburgo en verano, ¡en invierno no lo reconocerá! ¡La ciudad se transforma! ¡La Iglesia de la Resurección de Cristo (de Sangre Derramada) con sus cúpulas multicolores cubiertas de nieve, el Palacio de Invierno (Ermitage) con su toque verde esmeralda en trajes de invierno, el río Neva por el que en verano se montó en un barco turístico en invierno está cubierto de hielo! ¡Es increíble, pero el Golfo de Finlandia (parte del mar Báltico) también se congela en invierno! ¡Para muchos Rusia se asocia precisamente con el invierno, por lo que es obligatorio ver San Petersburgo en la temporada de frío y nieve!  

 

invierno en San Petersburgo nieve frio hielo

Iglesia de Sangre Derramada en invierno con la nieve

6. Viaje más económico

Dado que el invierno en San Petersburgo se considera una temporada turística baja, los hoteles ofrecen los mejores descuentos, los museos no requieren reserva anticipada de entradas, en invierno las entradas a Peterhof y Tsarskoye Seló (los alrededores de San Petersburgo) se pueden comprar simplemente en la taquilla sin pagar en exceso. 

Lo mismo ocurre con los típicos restaurantes rusos, el transporte privado y los servicios de un guía profesional hispanohablante. ¡Estamos dispuestos a ofrecer buenos descuentos!  

 

Palacio de Catalina salon de ambar con la nieve frio hielo

Palacio de Catalina (los suburbios de San Petersburgo) en diciembre

7. Otras cosas agradables

En el Ermitage y en otros museos en invierno casi no hay colas, es posible admirar las obras maestras a solas, las salas de los palacios están casi vacías, a diferencia de la temporada alta, cuando a veces se siente como una sardina en un barril, como dicen los rusos. ¡En invierno en San Petersburgo se puede pasar mucho menos tiempo en cada uno de los recorridos, porque parece que toda la ciudad es sólo tuya!  

Siempre es agradable ir de excursión con guía a las afueras, a Tsarskoe Seló (Aldea Real) o Pavlovsk, pasear por los parques nevados, y luego comer un verdadero borsch ruso caliente con una copita de vodka o una taza de té de un samovar (conocer que es el samovar). 

invierno tipico ruso frio nieve

Invierno en el bosque ruso